Por qué hemos iniciado un camino Zero Waste

zerowaste2
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

zerowaste2

¡Buenos dias!. Hoy me gustaría escribir este post, a ver si consigo compartir mis reflexiones y experiencias con esto del zero waste con el que ya llevamos una larga temporada en casa, y con el que estamos aprendiendo tanto!!. Es algo que  nos ilusiona  mucho y que nos da muchas cosas buenas mientras aprendemos. Nuestra misión no es no consumir plástico, que está por todas partes, es reducir nuestro consumo en las cosas cotidianas. En las bolsas, en la merienda del cole, en las botellas de agua, en los envases, a veces obscenos cuando hay un plastico con otro plastico metido en un tercer plástico. Ser conscientes y hacer esos pequeños cambios.

Hace tiempo, no se si os acordáis, abrí el blog sindeberes. La idea de este blog era contar que otra forma era posible. Contar que había otras maneras que quizá ninguno nos habíamos parado a pensar. Y todo esto aplicado a los colegios públicos y concertados, porque todos sabemos que en los colegios con enseñanza alternativa encontramos muchas cosas que nos gustan, pero la gran mayoría de los niños van al sistema público. Y ahí es donde sería interesante que los cambios pudieran ocurrir. Por eso sindeberes pretendía ser ese lugar donde ver que otra forma es posible, y que además podría ser en nuestro cole.

Este año, en la reunión de principio de curso me llevé una grata sorpresa. El profesor dijo que tenían orden de la Consejería de mantener los deberes en límites normales incluso bajos (vale, esto es un rango amplio) y que por ejemplo ahora los profesores de distintas materias tenían un cuadro e iban apuntando lo que mandaban para casa para que no saturaran. Que todos los profesores fueran conscientes de lo que otros hacían. Añadió que como el tema de los deberes estaba de moda pues que había estos cambios. Benditas modas. Me pareció que al final, el ruido mediático, y todo lo que se habló últimamente del tema por todas partes iba teniendo al menos, algún fruto.

zerowaste3

Todo esto me lleva justo al tema del plástico que es de lo que quería hablaros hoy. Es genial comprar en los sitios a granel, en la frutería del barrio donde ponen todas las facilidades, y nosotros intentamos hacerlo siempre que nos es posible. Pero ¿y si vamos un paso más allá? ¿Y si la meta es que en el súper, que es donde la gran mayoría de las personas compramos (y que también hacen una gran labor con sus horarios, por ejemplo) haga un cambio?. Sería genial conseguir algún sistema para que permitieran, a los que queramos, elegir cómo llevarnos nuestra fruta, verdura, carne, pescado. ¿Cómo? No lo se. Pero desde nuestra visión de usuarios comunes, pero comunes, comunes, podríamos empezar a investigar.

Pero mientras tanto en casa intentamos encontrar otras fórmulas para utilizar la menor cantidad de plástico posible, en las bolsas, en las botellas de agua, en los envases.Os confieso que muchas veces no comparto las cosas que se nos ocurren, y que no soy muy de stories. Suelo ser una persona prudente y aunque no lo creáis, me cuesta compartir cosas cotidianas. Pero creo que esto podría merecer un esfuerzo. Siempre desde la perspectiva de una madre y un hijo que quieren aprender, que por supuesto cometen miles de errores y tantas veces compran plástico. Pero tantas otras ya no. Y lo celebran. Que somos conscientes que no somos ejemplo de nada, pero que tenemos esta ilusión.

Que van introduciendo pequeños cambios, que a mi, personalmente me gustan por Nico. Por cómo los tiene ya registrados en su interior. Y me encanta caminar este camino junto a él. Además es algo que nos motiva y nos entretiene, y saca nuestra creatividad a relucir. Quizá, nuestro aprendizaje desde cero, y nuestras pequeñas cosas puedan servir de inspiración. Es por eso que igual nos veis un poco más activos con este tema en redes. Pero siempre siempre desde el punto de compartir nuestro aprendizaje, nuestra prueba-error, nuestros pensamientos, y por supuesto con el ánimo de sumar y no restar. Nos podemos ayudar, acompañar. Como lo hace Maria de Hervidero de Ideas, que escribe en este blog artículos super interesantes sobre zerowaste y con la que tanto aprendemos. Puedes verlos todos aquí.

Estos nuevos temas en el blog me tienen muy emocionada porque os confieso, después de casi 8 años escribiendo necesitaba algo que me motivara, no solo con el blog sino con todo lo demás, con la vida que llevamos. El reto del año sin compras me tuvo entretenida el año pasado y ahora el zero waste, el consumismo, es algo de lo que quiero hablar aquí y que el blog tenga ese otro color. Tenía miedo acabar cansada y aburrida, pero he encontrado esta nueva vía!. Estoy feliz!.

zerowaste4

Miro atrás y me hace gracia cuándo tuve contacto con el zero waste por primera vez sin darme cuenta. Hace más de 20 años cuando trabajaba en una tienda orgánica en Primrose Hill, en Londres. Ya entonces allí no se utilizaba plástico, todo eran bolsas de papel, tarros de cristal, y se compraba fruta, verdura, cereales… a granel. La gente venía a por el pan con su propia bolsa y todo el take away era de cartón. Entonces no se hablaba del zero waste pero en aquella tienda se respiraba por todas partes. La rutina tantas veces te atrapa, pero estoy convencida que hay muchos pequeños gestos que podemos hacer y que solo traen beneficios para todos.

Y en eso estamos. ¡Gracias por estar ahí, por comentar en las fotos, por dejar vuestras aportaciones y por todo lo demás!.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Puede Que Te Interese...

19 Comentarios

  • Respuesta
    Alejandra
    7 noviembre, 2017 at 12:23

    Me encanta leerte porque yo tengo la misma filosofía que tú, no pretendo eliminar el 100% de los residuos y sobre todo del plástico porque me parece misión casi imposible, pero sí que intento consumir la mínima cantidad posible, para ello siempre llevo mis bolsas de tela en el bolso y en el coche para la compra general y las bolsas de plástico que te “obligan” a utilizar por ejemplo en las fruterías de los centros comerciales las reutilizo una y otra vez poniendo la pegatina justo encima de la anterior y así teniendo cuidado una misma bolsa te puede durar muchísimo, no es lo mismo una bolsa para cada artículo distinto que compres, que la misma bolsa una y otra vez.
    Para evitar generar tantas botellas de plástico me compré la jarra depuradora que todos conocemos y haciendo cuentas, teniendo en cuenta que casi gastaba 1 botella de litro y medio de agua al día, al cabo del año son 365 botellas de plástico menos que se utilizan. Además los filtros (cuando se juntan 6 unidades) se pueden enviar al fabricante para que los recicle.
    Lo mismo me pasa con los yogures, los hago caseros en yogurtera y siendo como soy tan consumidora de los mismos, contando que me como 2-3 al día, al cabo del año con unos 1000 vasitos de yogur menos que se utilizan además de disfrutar de unos yogures mucho más sanos y naturales.
    Y así, con pequeños gestos, es como yo voy contribuyendo a generar cada día un poquito menos de plástico.

    • Respuesta
      ebym
      9 noviembre, 2017 at 14:28

      comparto contigo muchisisimas cosas! lo de la yogurtera me lo estoy planteando desde hace tiempo y creo que va a ir de esta!!!! gracias por contar todo! es un gusto!

  • Respuesta
    ma petite tribu
    7 noviembre, 2017 at 12:41

    María me encanta leerte porque siempre me das que pensar………. :)

    Besos desde el otro lado del Pirineo

    • Respuesta
      ebym
      9 noviembre, 2017 at 14:28

      muchisisimas gracias, que ilusion que te pases a comentar!!

  • Respuesta
    Isabel
    7 noviembre, 2017 at 12:49

    Qué bien, María. Yo llevo en el mismo plan más o menos un año y ya he normalizado cosas como llevar mis propias bolsas no sólo para cargarlo todo, sino también para la fruta y la verdura, la copa menstrual, no comprar botellas de agua sino utilizar botellas de cristal, ducharme con pastilla de jabón sólido, sustituir el líquido lavavajillas por otra pastilla de jabón, hacer los yogures en yogurtera (como Alejandra, más arriba), comprar no botellas de aceite sino garrafas de cinco litros… Qué gusto, estoy repasando y me salen muchas más cosas :o)
    Además siento que es un camino sin retorno y que todo ello va calando en mis hijos. Cada gesto educa. Por ellos tenemos que espabilar.

    • Respuesta
      ebym
      9 noviembre, 2017 at 14:29

      si es que son pequeños gestos que no cuestan tanto y que hacen grandes diferencias! gracias por comentar!

  • Respuesta
    gemma
    7 noviembre, 2017 at 14:59

    Después de leer el libro de Bea Johson yo también me he cargado de optimismo respecto a este tema, y creo, cómo tú, que ir compartiendo avances no es querer “ser ejemplo” de nada. Es una manera de automotivarte excelente, anotas cada gesto, cada cambio y ves mucho más gráficamente como cada pequeña opción de compra, representa un paso más a la consolidación de un hábito. Y cómo un paso te lleva a otro de manera natural,casi sin darse cuenta. Compartir el reto con nuestros hijos, hace que veas que lo que para tí representa un esfuerzo por cambiar un habito, para nuestros hijos es un aprendizaje mucho más sencillo. Cuando les oyes justificar porqué no se beben el refresco con caña de plástico a un amigo, te das cuenta de hasta que punto para ellos es un aprendizaje más simple y natural que para un adulto. Y que merece la pena, si conseguimos que para ellos, el plástico de un solo uso sea de uso excepcional y los reutilizables el habitual y no a la inversa.
    Y, cómo a tí, el #zerowaste me ha servido para darle un nuevo aliento a mi IG, y me ha descubierto muchos nuevos y interesantes blogs, ahora que parece que la gente publica con mucha menos frecuencia y contenido mucho menos fresco y original. Así que ánimo, aquí yo la primera, leyendo y comentando tus post #zerowaste.

    • Respuesta
      ebym
      9 noviembre, 2017 at 14:30

      si! de verdad que para mi el zerowaste me ha cambiado la vida, es como que me motivo a mi misma con todos esos gestos y me siento una pequeña campeona! jajajaj! gracias por el comentario que me ayuda a seguir compartiendo!

  • Respuesta
    Laia
    7 noviembre, 2017 at 15:33

    Wow! Cuanto aprendemos y nos inspiramos en este blog!!! Yo también te seguí y lleve a cabo el año “casi” sin compras ;)) y lo del zero waste hace mucho que lo estamos poniendo en marcha en casa. Y lo hacemos al mismo ritmo: de momento para mi es imposible hacer una vida 100% zero waste pero intento en lo máximo llevarlo a cabo (yogures en casa, pastilla de jabón para la ducha y para el suelo, agua del grifo -vivo en la montaña y no hay problemas de cloro-, bolsa de tela…) y te podría nombrar muchas más cosas pero aprendiendo cada día un poco más… aunque de momento haya cosas que se me resistan (botellas de leche por ejemplo), creo que entre todos/vamos a aprender mucho aquí. Besos desde Andorra

    • Respuesta
      ebym
      9 noviembre, 2017 at 14:31

      vaya ilusión que siguieras el año sin compras! es dificil llevar una vida zero waste cien por cien, o al menos yo lo veo ahora mismo inviable, pero todos nuestros pequeños gestos cuentan!!!! un beso!

  • Respuesta
    Maria Jesus Moron Luque
    8 noviembre, 2017 at 10:21

    Si todas ponemos una gotita de esfuerzo y concienciamos a nuestros hijos, se multiplicará el efecto por 100. Es muy importante lo que transmitimos a nuestros hijos, porque ellos son nuestro futuro. Como leí en un artículo: no se trata de reciclar más, sino de consumir menos. Solo así podremos mantener nuestro planeta en condiciones optimas de habitabilidad para todos los que estamos en él.

    • Respuesta
      ebym
      9 noviembre, 2017 at 14:31

      exacto. reciclar el plastico por ejemplo no es tarea facil y ahi queda. cuanto menos generemos mucho mejor! gracias por pasar!

  • Respuesta
    marina gutierrez
    8 noviembre, 2017 at 12:56

    hola! mi nombre es marina y vivo en argentina. me causa un poco de gracia leer lo que escribís en este artículo, porque acá la mayoría de las cosas se compran “a granel” como vos decís, ya que supongo que allá deben vender la mayor parte de las cosas ya envasadas: acá hasta en los supermercados se venden la carne, los pescados, el pan, la fruta y la verdura sueltos, por peso, y aunque hay mercadería envasada, obviamente es menos “natural”, menos fresca.
    de todas formas, obviamente tenemos también el problema de las bolsas de plástico… aunque desde ya hace varios años que en muchas ciudades de mi país (sobre todo en las ubicadas en parques nacionales, regiones protegidas) en los supermercados y almacenes no dan bolsas plásticas: hay que llevar la propia o directamente cargar la mercadería en las cajas de cartón grandes en las que vienen embaladas. tampoco se regalan ya las bolsas de plástico en las cadenas grandes de supermercado: hay que llevar las propias o hay que pagarlas, y tienen un precio elevado porque son gruesas, para usar muchas veces. por último, están muy de moda los “carritos” o “changuitos” y las bolsas de tela para hacer las compras en los negocios del barrio.
    me parece que hoy en día hay mucha concientización del tema de la contaminación, y ya los niños desde muy chicos están aprendiendo a cuidar el medioambiente. eso es muy importante! porque sumando los actos de cada uno desde su pequeño lugar, hacemos entre todos algo mejor. faltaría que las grandes fábricas hagan lo suyo…
    ahora voy a leer “sindeberes”, que es otro temita que nos aqueja: la gran cantidad de tiempo que pasan los chicos en escuelas y actividades atados a horarios y rutinas, y el poco tiempo que pasan jugando y haciendo cosas de niños. desde bebés…
    gracias por todas tus publicaciones!

    • Respuesta
      ebym
      9 noviembre, 2017 at 14:32

      que bueno lo que esta pasando en Argentina! claro que si! gracias por venir a contarlo y traernos un poquito de lo que ocurre allá! un besazo!

  • Respuesta
    Elena
    8 noviembre, 2017 at 16:36

    María, si todos por poco que fuera, pusiésemos nuestro grano de arena, creo que hay mucha gente que esta en ello, pero tenemos que concienciar mas, he visto varias ideas por parte de tus seguidoras, yo realizo alguna , pero tengo que aprender todavía, gracias por compartir cosas buenas para el mundo en el que vivimos.

    • Respuesta
      ebym
      9 noviembre, 2017 at 14:33

      Gracias Elena! gracias por pasarte y por poner tu granito de arena en este blog para darme animos a seguir! gracias!

  • Respuesta
    Estrellas sin luna
    9 noviembre, 2017 at 07:53

    Que bien esta iniciativa!! Yo e l otro día leí en otro blog unas bolsas para la fruta que están muy bien y son de Amazon y entre otras cosas mis chicos siempre llevan su desayuno en las bolsas de rolleat con diseños muy chulos. Lo de los yogures que he leído tendré que ponerme al día. Gracias María!!!

    • Respuesta
      ebym
      9 noviembre, 2017 at 14:33

      siiii! somos muy fan de roll and eat! de hecho pronto tendremos una sorpresa!

  • Respuesta
    Nueve meses y un día después
    14 noviembre, 2017 at 07:22

    Me parece muy interesante y, sobre todo, muy importante. Yo procuro controlar el tema de plásticos en general, comprar cada vez lo menos posible (a los niños les hago armario cápsula y yo no me compro apenas nada entre otras cosas porque de embarazo en embarazo… la talla jajaja). Y se lo estamos inculcando a nuestro hijo pero es difícil porque en los pequeños detalles hay mucho.

  • Deja una Respuesta

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies