Quiero ser minimalista. Mi propósito 2018.

cuantomastiro-605x1024
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

cuantomastiro-605x1024

Como os contaba en este post siento la necesidad de dar un cambio al blog en cuanto a contenido y ser capaz de compartir todo lo que aprendo. Me está costando dar este paso, quizá porque cuando se trata de algo más personal me cuesta compartir, me entra el pudor y me parece que tampoco es tan importate. Pero si algo tiene este blog es la capacidad de hacer que me supere, que quiera aprender, mejorar. No tengo palabras suficientes para agradecerle a este rinconcito de mi vida lo que me da. Así que me gustaría compartir este cambio que espero dar en mi vida y aprender junt@s.

Así que vamos a ello, y empiezo por esto del minimalismo. Hace un tiempo que empecé a escuchar el término minimalista pero realmente no me cuadraba. Soy sincera, a mi minimalista me sonaba a decoración, a esa decoración minimalista, sobria, incluso fría a veces. El término utilizado para un estilo de vida se me hacía “pobre”, pero es cuestión de acostumbrarse y no seré yo la que cambie esto. Jajjaaj.

Pero, ¿qué es el minimalismo como estilo de vida?

Primero es la intención de cambiar algo, de vivir con más libertad sin ataduras de posesiones, más despacio, más consciente. Y todo esto se hace desde el interior. Llega un día que hace click y lo ves claro, que quieres comenzar ese camino. Ser minimalista es ser más libre, no acumular cosas, no duplicar cosas, no vivir rápido y tirados al consumismo, buscar la felicidad en otros sitios. Valorar las experiencias, los momentos. Ser agradecido. Una vida simple es más consistente, más real, con más raiz.

Todo lo veo claro, ahora solo queda ponerlo en práctica.

c4638ab5ef17904352cce385bce218c8

Y bien. Mi frase últimamente es: cuanto menos tengo más feliz soy. Y os digo de corazón que esto es así. En cuanto a tema material soy feliz consiguiendo ver lo que tengo cuando abro un armario, soy feliz no cediendo al impulso de comprar cada vez que veo algo que me gusta (recordais “a bunch of pretty things I did not buy? que tanto me inspiró?), comprar con cabeza y consciente.

Durante mi año sin compras, aprendí a hacerme preguntas, preguntas importantes y que me ayudaron en el camino. Estas son las que más utilizo cuando hago limpieza en casa.

*¿lo utilizo, sirve para algo?. Muchas veces no sabemos por qué guardamos las cosas, tantas veces es por inercia o por costumbre. Siempre digo que me encantaría tener una casa donde esté rodeada de cosas que amo, que verdaderamente me aportan algo. Las que están sin más, simplemente estorban. Aquí es donde utilizo mi frase de cuanto menos tengo más feliz soy.

* Pero de las cosas que no utilizo, quizá alguna puede ser útil a otra persona. Intento crear distintos paquetes y repartir donde creo que pueda ser útil. Desde amig@s, cocina económica, caritas, contenedores de ropa…

*Y siempre manteniendo en mente, que si, que hay que hacer limpieza pero lo importante es no volver a meter. Volver a llenar con objetos que realmente no aportan nada… pues estaríamos haciendo limpiezas toda la vida. Para mi, en este año, esta ha sido la mayor de las enseñanzas. No se trata de hacer una limpieza mensual, o anual, se trata de mantener el nivel de pertenencias y sobre todo, solo rodearte de las cosas que te dan felicidad. Estoy muy contenta porque me doy cuenta que cada vez hago menos limpiezas, porque voy encontrando el equilibrio, aunque sigo teniendo cosas por las que podría hacerme la pregunta de arriba una vez más!!!….

Me he ido por las ramas, pero mi propósito este año es:

*Mantener el consumismo a raya, sin que esto sea un esfuerzo, vivir la vida más simple. Esto está siendo lejos de una tortura, un alivio. Qué bien me siento. Ya lo viví en el año sin compras y lo experimento ahora a diario. Detecto perfectamente la compra superflua y es una gozada.

*Por supuesto vivir dentro de mis posibilidades, creo que no hay nada más estresante que vivir por encima de tus posibilidades. Por suerte la vida está llena de planes maravillosos por cero euros. Ahora mido lo que ahorro, o lo que n0 compro en viajes. Con esto dormimos una noche, con esto compro medio billete de avión, con esto pago la gasolina, … Nico lo mide en patinetes… jajajaj!

*Este tiene que ser el año donde aprenda a llevar mi cocina y comidas de forma más consciente. No solo para comer mejor y nutrirnos de manera adecuada, pero para hacer la compra de manera sostenible, con cabeza y ahorrando.

*Mucho más zero waste en nuestra vida. Dame zero waste sin parar. De momento lo que hacemos está genial, son pequeños detalles que vamos interiorizando, como no usar bolsas de plástico, pajitas, papel albal, comprar lo más posible a granel, etc.

*Venga, añado: levantarme antes. Hacer el curso de Rutinas Mañaneras de Maria Talavera. Empezar el día con calma, estirando, escribiendo, haciendo el listado mental de lo que va a pasar en el día,… este a ver si lo consigo… es cuestión de rutina, pero levantarse a las 6 y tener una hora para mi puede estar muy bien. ¿Lo conseguiré?. Y pensaréis: ¿qué tiene que ver esto con el minimalismo? Va todo unido. Una vida más sencilla, más en calma, lleva a una vida más minimalista sin duda.

¿Y no sigo, porque sino de que hablo el resto del año? Contaré mis experiencias siempre que pueda y los pequeños pasos que doy para conseguir esta vida que espero pueda enseñar también a Nico algo. Ser madre te hace mejor persona, sin duda.

Termino con esta frase The price of anything is the amount of life you exchange for it. —Henry Thoreau

¿Quieres acompañarme en este camino hacia la desintoxiación material?. ¡A por ello!

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Puede Que Te Interese...

35 Comentarios

  • Respuesta
    Eva
    22 enero, 2018 at 09:35

    Me encanta el giro que ha dado tu blog. Me siento súper identificada con lo que cuentas :) Te sigo en tu aventura!

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:11

      Muchisismias gracias Eva, un abrazo!

  • Respuesta
    ma petite tribu
    22 enero, 2018 at 10:43

    La verdad es que me encanta la idea del minimalismo. Y yo TENGO que empezar a ver de todas las cosas que guardo para que lo hago.
    Voy a escribir en grande *¿lo utilizo, sirve para algo? y con ella voy a meterme en mi armario y en mis cosas, luego pasaré a la casa en general… lo que me falta es algo de tiempo, pero seguro que lo encuentro.
    Gracias María

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:11

      Ma Peite!! te echaba de menos, que bueno que te guste este tema y poder seguir leyendote por aqui. Un abrazo enorme!

  • Respuesta
    Maria Sanz
    22 enero, 2018 at 11:16

    María no se si eres realmente consciente de a cuánta gente sirves de inspiración para vivir una vida mejor (como es mi caso). Te seguí a tope con el Mary Kondo, en vez de un año sin compras, intenté un 12 meses 12 compras y siempre cosas de calidad y duraderas, Zero waste se me resiste más pero lo del minimalismo me gusta mucho. Por favor vete compartiendo por aquí tu experiencia. Y gracias por estar ahí, me encantas!!

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:12

      de verdad que estos comentarios me dan energía para seguir porque tengo momentos en que pienso que ya no tiene sentido compartir pero ver que mis pequeños avances puedan servir de inspiración, me da mucha fuerza. Asi que gracias por pasar a comentar y decirmelo. Mil gracias de verdad!

  • Respuesta
    Ana
    22 enero, 2018 at 12:00

    A mi también me encanta tu postura, yo también estoy trabajando en ello!

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:12

      Mucho animo!!!!!

  • Respuesta
    Tania
    22 enero, 2018 at 12:16

    Te seguiré de cerca. Gracias por compartir tantas cosas bonitas. Buen día! !
    Tania.

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:13

      muchas gracias Tania!!!!!!!

  • Respuesta
    CARMEN
    22 enero, 2018 at 12:17

    ¡¡¡María me encanta esta nueva vuelta!!!, te echaba mucho de menos en el blog, pero veo que era para llegar con algo todavía mejor…
    Una aportación por si te sirve. Yo me lo planteo esto desde un punto de vista también ético y universal, no sólo ecológico, sino también en cuanto a compartir con las personas mas empobrecidas.
    Los billetes de avión también son consumo…
    ¿Una parte para compartir con los que tienen menos, o no tienen nada? Una vuelta mas sería la parte de solidaridad en nuestro consumo… (buff da para tanto)
    Muchas gracias María

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:15

      Hola Carmen! sin duda la parte social está detrás de todo esto… pero noooooooo!!! billetes de avión son consumooooo pero necesito viajar!!!! y vivir!!!! vivir siendo más consciente, intentando no agredir al planeta, pero sin duda que disfrutando del paso por la vida de la forma más constructiva… El tema da para mucho y es muy interesante. Gracias por ponerlo encima de la mesa!

  • Respuesta
    Anna {drimvic}
    22 enero, 2018 at 13:03

    me veo muy reflejada en el post. yo no le ponía nombre pero, no sé exactamente a partir de qué momento, hace 2 o 3 años, empecé a cambiar hábitos. recuerdo que empecé por la comida, por comprar ecológico; la comida ecológica hizo que me planteara entonces la cosmética y la ecología en general, la cantidad de desperdicios que generamos, este consumo rápido e inconsciente… y la necesidad, cada vez más fuerte, de tener solamente cosas significativas a mi alrededor; cosas que me aportaran algo. sin pretenderlo (y para mí fue lo mejor puesto que no me implicó ningún esfuerzo) reducí muchísimo mis compras y, sobre todo, mi necesidad de comprar. sigo en ello, para mí es un proceso interno muy bonito, y me doy cuenta de qué rápidamente detecto ahora cuando algo me sobra y de mi necesidad de desprenderme de ello. me alegro de que vayas compartiendo tus aprendizajes por aquí :) un abrazo María

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:20

      Anna! la comida es mi tema pendiente y prioritario este año. … gracias por pasar y dejar este comentario tan motivador… eres un sol! un abrazo enorme

  • Respuesta
    Feli Segura
    22 enero, 2018 at 15:20

    Muy buen post. Yo hace poco me compré la libro de Marie Kondo y me gustaron muchos conceptos que decía. Es verdad que en casa siempre se acumulan cosas que no necesitamos. Y lo de la ropa, muchas veces se compra por capricho. Yo en eso he mejorado, que estoy aprovechando más la ropa y compro cuando tiro la vieja. Besos

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:21

      Marie Kondo es el principio de todo! jajaj! esa mujer abre ojos. Mucha suerte en la andadura, nos vemos por aqui para compartir!!!

  • Respuesta
    Maria Gallay
    22 enero, 2018 at 15:49

    Ay, María, tienes mucha razón y te aseguro que una vida más simple es posible, sólo hay que decidirse y empezar. Lo veo en muchos clientes, están deseosos de liberarse y no lo saben. Gracias por compartirlo!

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:21

      Maria, gracias por el comentario tu que eres la maga del orden sabes bien que es el camino, verdad?. Muchas gracias por pasar a comentar! eres un sol de los grandes!

  • Respuesta
    Nueve meses y un día después
    22 enero, 2018 at 20:48

    Me gusta mucho. Yo llevo planteándome el tema, más allá de la decoración jejej como tú comentas, desde que tuve a mi primer hijo. Al ver que no se necesitaban mil cachivaches para criar y que con cuatro cosas en el armario (por eso del aumento de peso del embarazo) podía vivir y encima sin complicarme… me empezaron a sobrar cosas. Cada vez pienso más antes de comprar pero seguro que podría comprar menos. Eso sí, “chorraditas” ya no entran en mi casa jejej. Con respecto al tema de los residuos también lo estoy intentando.

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:22

      El embarazao fue una epoca clave para mi, al darme cuenta de lo bien que se vivia con cuatro cosas, lavar y poner y no tener el armario lleno de cosas! jajajaj! fue definitivo! gracias por compartir tu experiencia aqui! un besazo

  • Respuesta
    Emilia
    22 enero, 2018 at 20:52

    Me gustan mucho estos post, coincidimos en la época de cambio, algo en mi también hizo click y todo poco a poco va encajando peroooo ver como lo cuentas y tu experiencia y es todo una inspiración. Gracias

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:23

      gracias por pasar a comentar, de verdad que me da mucha energia!

  • Respuesta
    Maria Jesus Moron Luque
    23 enero, 2018 at 09:43

    Me gusta mucho como lo has explicado. Intento llegar a tu nivel, aunque creo que yo todavía estoy en un nivel inferior, me gustaría poder llegar a ese punto. Seguro que entre todos nos inspiramos y nos apoyamos para conseguirlo. Aprovecho para felicitarte por tu blog, que sigo desde hace muchos años.

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:29

      Maria Jesús! gracias por estar ahi! no creas que mi nivel es dificil de conseguir! te animo porque es un pispas que algo haga click, a partir de ahi a trabjarlo pero no es dificil. POdemos vernos por aqui y compartir nuestros avances! un besazo!

  • Respuesta
    Marta
    23 enero, 2018 at 10:17

    Genial! Te seguiré de cerca, eres pura inspiración! Gracias

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:29

      Marta… que palabras tan bonitas, muchas gracias!

  • Respuesta
    Maite
    23 enero, 2018 at 16:03

    Maria,
    Un post estupendo. En casa también nos estamos replanteando nuestra manera de consumir. Lo de llegar al minimalismo me parece muy ambicioso. Hace unos meses descubrí el movimiento en un documental en Netfilix “Minimalism”.
    Yo creo que cualquier cosa que nos mueva en la dirección de consumir menos para contaminar menos, que nos haga mirar hacia el interior y nos ayude a vivir de manera mas consciente, es importante.
    Por eso me planteo ir introduciendo cambios como una hormiguita.
    Me encantará ir leyendo tus andaduras en esta nueva manera de entender la vida.
    Un abrazo muy fuerte
    Maite

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:32

      Maite! estoy como tu! ser minimalista es una meta, un lugar donde llegar, a partir de ahi todos los cambios son bienvenidos. Y lo que si estoy aprendiendo es que pueden ser poco a poco. No hace falta ser ya minimalista… no funcionaría, a mi me va mejor ir afianzando cambios de manera mas consciente. Gracias por pasar por aqui, un fuerte abrazo!

  • Respuesta
    Mar Vidal
    23 enero, 2018 at 16:30

    Animo Maria! Así se empieza! Al final rodearte de aquello que te enriquece lo es todo y cuando empiezas te das cuenta de que creías que había muchas más cosas de las que realmente hay. Tus palabras ayudan a nuestra profesión de OP sin duda!

    • Respuesta
      ebym
      24 enero, 2018 at 09:32

      Vuestra profesión es lo más!!!!!! realmente os necesitaría en casa todos los dias! Un abrazo enorme y gracias por pasar por aqui!

  • Respuesta
    Vero
    27 enero, 2018 at 00:30

    Hola maria!! Llevo un tiempo siguiendote y me gusta mucho tu blog. Antes de tener a mis críos era una gran consumista. Compraba por comprar . En cuanto tuve a mis hijos cambie el chip por completo. Deje de comprar ropa a lo loco y comprar SOLO por necesidad. Menudo cambio y vaya ahorro. Ahora prefiero pasar el tiempo con mis peques antes que mirar tiendas sin necesidad.Aprendí a coser y reciclar la ropa, y me encanta. Te felicito por tu año sin compras.
    Estoy intrigada por el tema de la alimentación y el ahorro porque me interesa, estaré pendiente de tu blog que me gusta mucho. : ))

  • Respuesta
    ROCIO DIAZ AGUILERA
    27 enero, 2018 at 09:26

    Hola María. Te conocí ayer por causalidad escuchando onda cero. No pude estar más de acuerdo con tus palabras así que te he buscado y he dado con tu blog. Yo llevo unos meses muy volcada en el consumo responsable y el ecologismo (a raíz de la sequía del otoño me dio mucho por pensar si yo podía aportar mi granito de arena por un mundo más sostenible). Así que encantada de encontrar este rincón que seguro me va a ayudar con mi propósito. Gracias!

  • Respuesta
    Sílvia
    27 enero, 2018 at 09:45

    María!
    La verdad es que te descubrí hace poquito y me resultas una fuente enorme de inspiración… hace ya un par de años que sin pretenderlo he ido reduciendo el gasto desmedido en ropa, cachivaches para la casa, cosmética que jamas utilizaré… no sé si sería capaz de llevar a cabo el reto un año sin compras, pero creo que me voy a lanzar al que te comentaba Maria Sanz que de momento había comenzado por doce meses, doce compras.
    Por algo hay que empezar…
    Mi mayor reto ahora mismo es el de la casa. Leí el método de Marie Kondo pero fui incapaz de llevarlo a cabo!
    Este año me he propuesto intentarlo!!
    Muchas gracias por compartir tus experiencias en el blog, son de gran ayuda!

  • Respuesta
    Miguel Guerrero Calvo
    18 enero, 2019 at 14:41

    Desde siempre he sido minimalista sin saberlo, últimamente me fijaba porque tengo tantas cosas que no necesito o que me molestan ver en mi salón y buscando sobre ello veo que existe una “cultura” minimalista, la verdad que lo había escuchado como estilo de decoración pero no imaginarlo a ser minimalista como forma de vida, quizás porque no conozco a nadie personalmente, pero tras leer este artículo he descubierto que es lo soy por dentro y debo de llevar a la practica! Muchas gracias de verdad

    • Respuesta
      ebym
      21 enero, 2019 at 08:25

      Hola Miguel! que alegría que te guste este artículo. Realmente puede ser una forma de vida, yo estoy en ello, mejorando cada dia pero con mucho que aprender y mejorar y cambiar. También tiene su aliciente el tener cosas que mejorar y ponerlo como reto! Que genial que sientas que siempre has sido minimalista, me pasa lo mismo!!

    Deja una Respuesta

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies