¿y qué hago con el plástico que ya tengo?

quehacerp
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

quehacerp

Hace ya casi dos años que hemos iniciado el camino zero waste y una de las dudas que más nos asalta es qué hacer con el plástico que ya tenemos una vez que iniciamos el camino.

Huir del plástico del todo es muy dificil, el plástico está instalado en nuestra sociedad y no se va a ir. Hay mil cosas en las que el plástico es un gran invento y debemos convivir con él. Lo que si podemos controlar, es el plástico que utilizamos por vagancia, y ese plástico de usar y tirar.

Si nos paramos a pensar, deshacernos de todo el plástico que tenemos en casa y reemplazarlo por  un material más ecológico y comprometido no tendría mucho sentido y sería ir en contra de la filosofía zero waste, que aboga por usar lo que se tiene y no generar residuos. Es cierto que no está bien comprado en su día, pero entonces no sabíamos lo que ahora sí sabemos.

He ido dando pequeños pasos, y siempre con cabeza. Porque ¿qué hacer con el resto de plástico que hay en la casa y que ya tenemos?. ¿Nos volvemos locos y lo tiramos todo?. La respuesta es NO. Se puede seguir utilizando mientras esté en buen estado.

En mi caso particular una misión que tuve clara desde el principio era ir remplazando el plástico que estuviera en contacto con comida o bebida por otras opciones (estos días os contaré el por qué de esta decisión y las que yo he elegido con sus pros y sus contras). Lo he ido haciendo de manera gradual y cambiando los de plástico por cristal, o acero inoxidable. Es algo con lo que estoy contenta y el cambio ha sido increíble. Los tupper no estaban ya en buen estado (casi nunca lo están) y aunque dejarlos en el punto limpio visualizando donde se quedaban me dio mucha pena, son cambios y sacrificios necesarios.

Y luego están otros cambios, . . y os pongo el ejemplo de mi escoba.

Hace unos meses recibí una escoba tan bonita y perfecta desde sinplástico que estoy enamorada. Cuando fui al armario de la limpieza y miré la que tengo de plástico, con la idea de POR FIN librarme de ella, solo pude visualizarla en cualquier vertedero, o en el mar. Es una imagen impactante, fruto de lo que vemos todos los días alrededor y de documentales que deberían ser obligatorios en el colegio como “A plastic ocean”. Y esa imagen está ahí. Sigue en buen estado y hasta que siga haciendo su función seguirá en mi armario que es donde está mejor hoy por hoy. Se hará amiga de la de madera, pero no soy capaz de deshacerme de ella.

rodillos

Incluso cuando ya los objetos de plástico están para tirar, me da un coraje terrible. Me da una pena que no os quiero contar, y esas imágenes vuelven a mí. Una vez llegado el momento hay que hacer ese sacrificio, e intentar llevar ese plástico al lugar adecuando. A veces no es el contenedor amarillo sin más, sino que hay que llevar al punto limpio. Por ejemplo: los tupper, moldes de silicona, macetas de plástico, cajas de dvd de plástico, fundas de móviles, cubos de plástico… van a un punto limpio.

Con todo esto la conclusión a la que llego es:

-sigo conviviendo con el plástico que tengo hasta que realmente sea inviable tenerlo.

-antes de comprar algo pienso y valoro varias opciones, busco y rebusco para encontrar el artículo más sostenible, si existiera. Para esto me ayuda visualizar el momento en que tenga que deshacerme de él. Eso da pistas.

al tener la casa más ligera, con menos cosas y más ordenada, detecto mucho mejor lo que tengo y utilizo lo que tengo antes de comprar. Aunque sigo encontrándome sorpresas como los 3 rodillos para pintar que encontré este fin de semana y que creo que estarán conmigo toda la vida.

todo lo que sustituyo lo hago por materiales sostenibles.

-llevo el plástico al lugar que corresponde.

Espero que mi experiencia os ayude con lo que tenéis por casa y no sabéis qué hacer y sobre todo a la hora de plantearse nuevas compras. El pasado está ahí pero hay que mirar hacia delante y pensar en lo que compramos de ahora en adelante.

¡Feliz miércoles! (y triste por la muerte de Quini, l@s asturian@s lo sentimos muchísisismo).

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Puede Que Te Interese...

6 Comentarios

  • Respuesta
    Esther
    28 febrero, 2018 at 11:50

    Unas decisiones muy acertadas, une me alegra leer, porque a veces en este tipo de cosas hay mucho talibán, en mi casa conviven en armonía los nuevos materiales más sostenibles con el plástico que ya tenía.
    El trimestre pasado trabajé este tema con mis niños de 3° de Eso, dentro de la unidad “L’environnement” que se trabaja desde todas las materias, y les puse el documental de “Le 7e continent”. Voy a echar un vistazo al que tú nos recomiendas.
    Gracias

  • Respuesta
    Susana Fernandez ruiz
    28 febrero, 2018 at 13:27

    Comprar por comprar y tirar por tirar es lo mismo. Hay que ir reponiendo y usando las cosas con responsabilidad. Es un camino muy largo.. comencé a quitar plásticos de los alimentos hace 7 años, aún tengo muchos, seguro que dentro de 10 años sigo teniendo!, algunos los reciclo para otros fines (guardar cosas), otros al punto limpio.. Pequeños gestos suman, antes bolsitas de té, ahora té al peso metido en mi propia lata y filtros de ac inox que tienen muchisimas vidas, tazas infantiles de plástico a tazas metálicas cerámicas (no se rompen, si acaso se abollan). Tenemos los plásticos tan metidos en nuestro dia a dia que ya ni los vemos. Es importante ir viendo el cambio

  • Respuesta
    Maria
    28 febrero, 2018 at 13:37

    Qué interesante este tem Maria! Además es súper necesario la verdad, porque intentar eliminar el plástico de nuestra vida, no significa tirar las cosas que ya tenemos de plástico, sino cuando ya haya que cambiarla Sur remolazandolas por otros materiales más respetuosos con el entorno, sino serían un gastos de recurosos, totalmente innecesarios. Bravo por sacar y hablar de este tema y enhorabuena por tus avances!

    Maria
    http://www.elherviderodeideas.com

  • Respuesta
    Inmaculada
    28 febrero, 2018 at 14:27

    Hola,
    Es más o menos lo que intentamos seguir en mi casa. Y quería contarles lo que me pasó hace poco, algo que me dió mucha rabia. Soy profa y en mi cole los profes tenemos material disponible. Resulta que hace un añito o dos vi que mi pareja tenía en su despacho recambios para un tipo de boli muy utilizado por peques y mayores. Venían 12 recambios en una cajita de cartón. A principios de este año propuse en mi ciclo que existía la opción de coger recambios y al acabarse, cambiar solo el recambio, manteniendo la carcasa. Se llevó a la pedagógica y se aceptó la idea. !Sorpresa al recibir el pedido!: cajita de cartón con 12 recambios… cada uno metido dentro de una bolsita individual de plástico. NO HAY DERECHO
    Besitos, Inma

  • Respuesta
    Alexandra
    5 marzo, 2018 at 20:56

    Genial! No podías haberlo explicado mejor.
    En esas estoy, el “único” problema con el que yo me encuentro son las bolsas de plástico pequeñas (las típicas de súper o de la fruta) porque ir con más de 60 al contenedor no es que lo vea muy eco la verdad :(

    • Respuesta
      ebym
      6 marzo, 2018 at 08:39

      jajjaj! si es que da una rabia encontrarse con plástico por la casa… pero lo que ya está y está en buenas condiciones puede quedarse, y el que se tiene que ir, hay que hacer un sacrificio. El truco está en a partir de ahora no meter. ¡Gracias por comentar!!!!

    Deja una Respuesta

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies