Que te pongan una multa y lo agradezcas!!

202e6e13ffa0df9ec9ffb3e436748205

202e6e13ffa0df9ec9ffb3e436748205

Este post lo hago sobre la marcha. Con una reflexión, algo que me preocupa pero con una esperanza!. Ultimamente estoy desconocida! jajaj! Siempre he sido más reservada con temas más personales o más mios, pero lo cierto es que me pide el cuerpo compartir porque quizá os pasen a vosotros también.

Como os digo esto es una reflexión a raiz de lo que me ha pasado esta mañana y que ya hilo con lo siguiente. Esta mañana cuando venía a trabajar, me han puesto una multa. Si, vi la luz de la foto del radar, y sinceramente, solté hasta algún improperio. Es el camino que hago todos los dias, en el que de 120 pasa a 100 y luego a 80, pues hoy, no lo hice. Pensándolo una vez más tranquila llegué a la conclusión que esto me pasa por ir acelerada. No hay otra. Y lo siguiente es pararme a pensar en la necesidad de eso, de parar. Y como una rueda, me llevó al Mind fullness, que estoy empezando a practicar, ojo, empezando, y aprendiendo, y como siempre digo con resultados on/off, porque hay dias que no lo hago, otros que no puedo. Es alucinante, pero ¿cómo puede ser que no saquemos 20 minutos al dia para nosotros? . Esta es mi primera reflexión, esa necesidad de parar y tener 20 minutos para nosotros.

4ee20af18b2f1c90560f3fa89f37443e

Pero como yo soy novata, he encontrado esta definición que está genial y que voy a copiar literal. La he encontrado en la página del Instituto de Mindfullness y que explica muy bien:

“La práctica de mindfulness/meditación, aun cuando hay muchos distintos tipos de meditación y muchas distintas prácticas a las que les llamamos meditación, no es una práctica que tenga como objetivo la relajación, la paz, la mente en blanco. Todos estos son, sin duda, resultados posibles de una práctica que más bien busca conocer cómo funciona la mente y la realidad, cómo es que este modo de funcionar nos permite o no estar en paz. No es entonces, un modo de escapar de la realidad como piensan algunos; al contrario, su objetivo es permitirnos ver la realidad como es, desenmascarando las causas profundas de nuestro sufrimiento y despejando nuestra confusión mental. Consiste  básicamente en regresar una y otra vez, a la experiencia más inmediata de la realidad del momento presente, de manera  amable y sin juicio.

La experiencia de mindfulness consiste en simplificar la experiencia al máximo; reducir los estímulos externos al punto de “simplemente estar” en una situación donde “no pasa nada” en particular. En ella nos encontramos al desnudo solos con nuestra propia mente: puedo escuchar, sentir, observar, tocar cómo construyo mundos con ella y les atribuyo carácter de real, a tal punto que todo nuestro organismo reacciona como si lo que estoy pensando fuera cierto. También observamos cómo podemos soltar nuestro discurso interno y toda la realidad que habíamos construido desaparece, se esfuma dejando en evidencia que sólo era una construcción de mi propia mente. Podemos observar, sentados, sin nada que hacer más que prestar atención a nuestra respiración como reedito constantemente el pasado, anticipo y planifico constantemente el futuro y cómo ese momento presente que contiene toda la riqueza de lo que es simplemente real, nos pasa inadvertido.

44ca437f8b181b5e3e1d5c8d0caa236c

El pasado ya pasó y no tiene vuelta, el futuro nunca llega porque cuando llega es presente; la única realidad real es el presente, ese momento pleno, simplemente real, en el que mente, cuerpo y espíritu están sincronizados, es el momento perfecto simplemente porque es lo que es. El regresar una y otra vez, de manera amable y consciente, a ese espacio de apertura e intimidad con nuestro momento presente, es la invitación que nos hace la práctica de Mindfulness.”

Cuando estoy estresada, cuando tengo muchas cosas en la cabeza, como estos dias, mi dia puede empezar como el de hoy, con una multa en un camino que hago a diario. Y lo noto, noto como cuando tengo una epoca saturada no me puedo centrar en nada, me cuesta más concentrarme. El mindfullness es perfecto para bajar los niveles de estrés y ayudar a la atención. Realmente lo necesito, y además quiero. Porque me gustaría vivir una vida más plena, más consciente. Intentar evitar que la mente vaya a mil por hora.

¿Y sabéis qué? Quizá tengo mucho que agradecerle a este multa. Esta multa es el aviso. Maria frena, Maria medita, Maria se más consciente, Maria cuando hagas una cosa, piensa en ella… Así que al final agradezco el detalle de la Guardia Civil (jajaja), y lo tomo como un regalo. Ahora, intentaré frenar el ritmo de mi cabeza, meditar, y estar más presente. (y también bajar la velocidad del acelerador ;-))

De todas formas un día dedicaré con más calma un post al mindfullness, a los beneficios que tiene y por mi parte seguiré intentando engancharme a esta práctica que se que tiene mil beneficios. ¿qué os parece? ¿os pasan estas cosas? ¿os parece interesante el tema?

Maria Cañal

 

Puede Que Te Interese...

7 Comentarios

  • Respuesta
    @iverina
    12 marzo, 2015 at 11:42

    Me he venido corriendo desde IG para leer el post (y lo sabes).
    A mi me encanta esta nueva parte un poco más personal y reflexiva del blog, me gusta la idea de que sientas la necesidad de compartirlo en una entrada, más cuando es un momento de esos de darle la vuelta a la tortilla convirtiendo una multa en un baje la velocidad, párate y respira.
    Has visto el flash, pero… te ha dado tiempo a sonreir para la foto??
    Muack!!!

  • Respuesta
    Ana M. Meana
    12 marzo, 2015 at 12:34

    Buena reflexión, no hay mal que por bien no venga.
    Aún así he de decirte que en ese radar (a la entrada de Gijón, justo antes de coger el desvío de El Musel, si no me equivoco de dónde te han multado) caen cada día un montón porque el 120, el 100 y el 80 están muuuuuy cerca. :)

  • Respuesta
    begoña
    12 marzo, 2015 at 12:56

    Llevo tiempo dando vueltas a todos estos temas también. Principalmente por los niños, porque siento se va el tiempo que paso con ellos sin vivirlo realmente, embarcados en mil planes, siempre con prisas, como el conejo de Alicia; ¡no llego, no llego!
    Me interesan mucho este tipo de posts, y te agradezco mucho las reflexiones, porque veo que no soy una rara, hay gente con las mismas inquietudes. Gracias

  • Respuesta
    Alicia
    12 marzo, 2015 at 17:58

    Hola! Yo también me llamo Alicia, pero en realidad soy más el conejo, sobretodo últimamente. . Entiendo y comparto perfectamente lo que cuentas María, me encantan estos post que haces últimamente y ma da mucha rabia no haber tenido “tiempo” para comentar los anteriores, bufffffff, ya ves, cansino ….. Hace poco a mí también me pusieron multa, camino del trabajo por pasarme de velocidad. Fue mi primera multa, no me lo podía creer ya que ni tan siquiera fui consciente de que iba tan acelerada. Al ver la foto , pero también la hora, porque era durante el trayecto de IDA” al trabajo, lo entendí perfectamente, caí de la burra vamos. Estoy casi segura de que la misma multa sería imposible a la vuelta, porque a falta de tiempo” 😉 y como por suerte no regreso con prisa ningún día a casa, el trayecto de VUELTA” me lo tomo como mi momento: la música, la carretera y yo. No es mucho, y sé que está un lejos de una meditación, pero el ir tranquila conduciendo, escuchando música me hace sentir muy bien, con lo cual cabe plantearse eso de conseguir 20 minutos extras de vez en cuando, (y no vale sumar los minutos de la ducha, lo sé;) De momento yo es lo que tengo, pero lo intentaré mejorar, pienso que tiene que merecer la pena, tienes mucha razón. Gracias por compartir y un besazo María ! Desando que llegue puntomom II. !

  • Respuesta
    Angi Esteve
    12 marzo, 2015 at 18:02

    Ya en la escuela escuchaba con frecuencia *van dos avisos el próximo saldrá de clase y se quedara en la habitación del piano* a estas alturas podría ser la mejor pianista del mundo mundial.
    Y a lo largo de mi vida otro tanto de lo mismo, avisos en forma de susurro y otros a viva voz pero cuando no haces caso… si hace falta llegan con megáfono. Jejejeje
    Hace dos años tuve que quitar el pie del acelerador, no solo reducir la marcha…dejar el coche parado durante un año y recuperarme de un cáncer de mama.
    Nadie puede imaginarse cuantas cosas buenas me han pasado en todo este tiempo, ahora vuelvo a circular * por el carril de los lentos* no me importan todos los que me adelantan, no tengo intención de volver al tercer carril para nada….
    Pero siempre es genial leer un post como el tuyo y que te lo recuerde, me ha venido de perlas en una semana llena de exámenes de mis hijos!!!
    Ves que suerte María, a ti te han puesto una multa y ya has reaccionado y no solo eso, lo has compartido!!! Te admiro!!

  • Respuesta
    eSteR
    13 marzo, 2015 at 02:00

    María, ya te lo dije: es que los bordas. Este tipo de posts más íntimos y personales te salen redondos además, no sólo son balsámicos y terapéuticos para ti, tb lo son para quienes te leemos: nos conducen a las mismas reflexiones y nos ayudan a entender que todos tropezamos y, muchas de las veces, lo hacemos, todos, con la misma piedra que los demás. Deseando leer tu post sobre mindfullness. Un placer. Gracias! Un abrazo grande!

  • Respuesta
    Elenadp
    16 marzo, 2015 at 18:20

    Hola Maria,
    Te sigo hace tiempo, soy la de Emmerson roja que se pasea por Ribadesella 😉
    Me he animado a escribirte para hablarte de mi amiga Morelia y su preciosa casa La Calma en Ribadesella, viene muy al hilo de lo que nos cuentas en este post y estoy segura que te encantaría. Si te apetece pásate por su web para conocerla mejor. Un saludo.

  • Deja una Respuesta

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    CERRAR