“Playful Parenting”. Tanto que aprender.

275de070197da38e90d361fdbd133917
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

“Hay muchas cosas terribles en el mundo. Una de ellas es cuando un niño tiene miedo de su padre, su madre o su profesor. Les tiene miedo en lugar de quererles y confiar en ellos”.

 Janusz Korczak.

275de070197da38e90d361fdbd133917

Con esta frase tan tan cierta empiezo el post de hoy.  Nunca se me había ocurrido compartir aquí en el blog el montón de libros que tengo sobre disciplina positiva, y temas relacionados… que empecé a comprar cuando nació Nico, o incluso cuando estaba embarazada y que cada vez me gusta más… Y nunca se me había ocurrido compartirlos sobre todo porque no soy especialista, más quisiera!, porque yo misma las pongo en práctica con esfuerzo y con resultados on/off. Soy una madre a la que le gustaría ser mejor, y poder ayudar a Nico a formarse como persona… supongo que como todas! Con vuestro permiso, me gustaría ir contando los libros que más me gustan, que tengo en mi mesilla y que utilizo para recordarme que hay muchas maneras de hacer las cosas. Sin más ánimo que ese, como dije al principio e insisto, no soy especialista pero si que me gustan y me interesan estas visiones tan enriquecedoras.

Estos dias estoy leyendo un libro que me está gustando mucho, Playful Parenting (lo he buscado en español pero no lo he encontrado). Un libro en el que nos cuenta cómo se puede usar el juego, la risa, como método para resolver conflictos, para conectar con nuestros hijos y en muchas ocasiones para desatascar situaciones. El libro está muy bien, pero me hoy me he fijado en este capítulo que voy a copiaros. Copio del libro, literal, por si a vosotros os sirve como a mi. Como el libro es en inglés, disculpad si alguna parte está traducida un poco literal.

“Una mirada fresca a la disciplina”.

Relajarse. Antes de intentar resolver nada, cuenta hasta diez, respira hondo, espera un rato, llama a un amigo… Claro que nos enfadamos cuando nuestra lampara favorita se rompe, o el hermano  mayor molesta al pequeño otra vez… pero siempre va a ser mejor enfiar la reacción, porque en la mayoria de los casos, cuando reaccionamos en caliente nos arrepentiremos después. Esto es un básico, verdad? pero a veces los básicos son los comienzos.

Tratar de conectar. Este es un tema muy interesante. Los niños que se sienten conectados con sus padres suelen tener mucha más disposición para cooperar. Muchas veces cuando tu hijo se “porta mal”, puede haber una necesidad detras tan sencilla como ¿cuándo fue la ultima vez que jugasteis juntos, o pasasteis simplemente un rato? Muchas veces que las cosas vuelvan a la normalidad solo necesita un abrazo, o un poco de tiempo tranquilo, un aperitivo mano a mano, o una buena conversación.

4401d3b3b8f28fc9c7f5188fda2d00ba

Jugar!. Muchos padres no se pueden imaginar jugar como una manera de disciplina. La disciplina se supone que tiene que ser algo muy muy serio. No te lo creas – juega, riete!. Un ejemplo: estás teniendo problema para que tu hijo te conteste. Coge dos muñecos, y ponlos a hablar el uno con el otro, imitando a los niños y a ti mismo, pon voces, exagera, ellos se verán reflejados, y seguro que no podrán hacer otra cosa que reirse, y puede que  la situación se haya detasatascado o al menos haya cambiado de perspectiva. (Me ha encantado el ejemplo, hay muchos a lo largo del libro)

Inculcar el juicio positivo. Muchas veces cuando intentamos que un niño sea obediente dura solo el rato que estamos en la habitación con él. No le ayudará en una situación nueva. La clave del juicio positivo es hablar con los niños, hacer un brainstorming con ideas sobre como se podría haber mejorado lo que ha pasado. Tenemos que estar al mismo nivel que nuestros hijos para tener estas conversaciones, intentar conectar primero con ellos para poder tener una conversación provechosa. Los niños se convierten en adultos honestos, tranquilos, amables porque han tenido amor y afecto, por haber tenido unos estándares morales altos en casa y por la estrecha relación que hayan tenido con esas personas que daban forma a los valores morales.

Mira debajo de la superficie, a los sentimientos y necesidades del niño. Esta es la clave para la comunicación. Casi siempre la actitud de vuestro hijo es un mensaje codificado. Si intentamos pensar cómo se siente y qué necesita, encontraremos la clave para mejorar ese comportamiento. (Buenoooo, esto que es super interesante, merece una mirada con más detenemiento! También infinidad de libros. Si os parece otro dia hablamos de esto!).

7a0666584ef71b798489e113e2b57939

Conoce a tu hijo. Muchas veces cuando veo a gente castigar a sus hijos a mi me parece que hacen cosas perfectamente normal para su edad. Los más pequeños no comparten, con ocho años corren por los pasillos, los preadolescentes dicen “te odio”. Castigamos a los niños por ser ruidosos, egoistas, por estar irritables cuando están cansados, en definitiva, por ser niños. Los niños no pueden ser castigados para madurar antes. Por supuesto tenemos que manejar estos comportamientos, para ayudarles a mover a la siguiente etapa donde podrán compartir, caminar tranquilos por el pasillo… Pero los castigos no aceleran el proceso. Si acaso, podría frenarlo.

Pon limites muy claros. Si algunas familias utilizan mucho el castigo, otras sin embargo van en la otra dirección. Los niños necesitan limites, guias y estructura. Esto sería ideal aplicarlo con amor y de una manera relajada, no con animo de venganza o enfadados. Podemos tener limites y expectativas altas y seguir teniendo empatía por sus sentimientos y sus necesidades. Aquí hay que ver las verdaderas necesidad de los niños y separarlas de su deseo de ser el centro del universo. Nadie mejor que nosotros para poder diferenciar esto, pero no hay nada malo por dar de comer si hay hambre, o darles amor y atención y cuidados cuando lo necesitan. Según va cambiando la sociedad, muchos criticos conservadores claman por la vuelta a lo estricto. El péndulo ha ido de pegar a nuestros hijos a permitirles todo, pero los extremos nos son buenos y nos olvidamos de lo más importante, la conexión entre adultos y niños. Los padres estrictos se olvidan de la habilidad de los niños de tomar sus propias decisiones. Los padres permisivos se olvidan de la necesidad del niño de ser una parte activa de la familia. Limites sensatos y consensuados dan mucho mejor resultado.”

 Buenoooo, mucha tela que cortar verdad? Os gustan estos temas? encontráis interesante que los debatamos aquí? Lo hablamos y encantada abro debate otra vez. Cualquier experiencia y opinión, bienvenida en el blog.

Maria Cañal

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Puede Que Te Interese...

35 Comentarios

  • Respuesta
    Lucia
    3 marzo, 2015 at 10:09

    muy interesante María y genial por haber podido plasmarlo en un post porque yo me pongo a hablar de esto y me puedo pasar horas y horas horas, me parece súper interesante.
    Decir que ahora, ( y no siempre es culpa de que llegamos a casa tarde por trabajo), no se juega con los niños, todos tienen que ser perfectos, sacar sobresalientes, ser amables, dar besos cuando a los adultos les da la gana y los primeros que se encuentran por l calle que igual llévan sin ver 4 años… En fin, sin niños, hay que educarles, con límites desde luego, pero tb tienen que vivir como niños y descubrir cómo es la vida desde su perspectiva que cuando crezcan ya la tendrán que ver por narices desde otra

    • Respuesta
      ebym
      3 marzo, 2015 at 21:54

      Lucia, cuanta razón, jugamos poco con los niños… quiero verte con Miguelín! un beso

  • Respuesta
    Irene Fombella
    3 marzo, 2015 at 10:42

    Muy, muy interesante todo esto la verdad. Me ha encantado el post!! A mí también me gusta leer este tipo de libros, comentar las reacciones de mi peque (2 añitos) con la psicopedagoga de su guardería… Pero a veces, me imagino que le pasará a más gente, las circunstancias me pueden y luego me siento culpable por haberle gritado a la peque… :(
    Me resulta complicado a veces llevar a la práctica todas estas cosas, pero yo creo que poco a poco, conociendo estos métodos y con tranquilidad y perseverancia se puede lograr… O al menos en ello estamos!!
    Deseando que sigas comentándonos más libros sobre educación y disciplina positiva!!

    • Respuesta
      ebym
      3 marzo, 2015 at 21:54

      Irene, somos humanas! lo bueno que nos damos cuenta, e intentamos buscar una formula alternativa… mucho animo porque lo conseguiremos!

  • Respuesta
    Paula Martín
    3 marzo, 2015 at 10:47

    Que interesante la entrada. Antes de que naciera Carla teníamos clarísimo que nunca nunca le levantaríamos la mano, jamás. Pero también que era nuestra obligación educarla bien y marcarle el camino con límites. Esto nos obliga a ser creativos, a buscar maneras de llamar su atención y a desatascar situaciones sin utilizar el azote. Es más dificil, pero también tremendamente hermoso.

    • Respuesta
      ebym
      3 marzo, 2015 at 21:53

      Paula, tu lo has dicho… tremendamente hermoso… un beso

  • Respuesta
    Rocío
    3 marzo, 2015 at 10:54

    Gracias por compartir María! Yo cada vez soy más consciente de cómo afecta mi estado de ánimo a mis canijos. Si estoy bien, no pelean tanto, nos reímos más, estamos mejor. Como tenga el día torcido, todos lo tenemos. Gritos, lloros, peleas, castigos, deseo de que se haga de noche para acostarles y sensación de ser un ogro… Hay que trabajar la inteligencia emocional y no pagar con ellos nuestra falta de paciencia. Tarea complicada. Espero más lecturas recomendadas!

    • Respuesta
      ebym
      3 marzo, 2015 at 21:52

      Rocio!!! aunque a veces es inevitable estar cansadas o tristes… otro dia puedo hablar de un libro que cuenta esto de las emociones. un beso enorme y gracias

  • Respuesta
    Maripazlaguinda
    3 marzo, 2015 at 11:07

    Me gusta no, me encantan estos temas y encanta disipa de que los saques en el blog y nos recomiendes lecturas. Son temas muy interesantes, yo creo q todos los papas nos preguntamos como hacerlo y ver distintas perspectivas siempre es bueno

    • Respuesta
      ebym
      3 marzo, 2015 at 21:51

      Maripaz guinda!!! mil gracias por estar ahi

  • Respuesta
    Miss Croque Madame
    3 marzo, 2015 at 11:24

    Me ha parecido super interesante. La verdad es que a veces con que prestemos un poco más de atención a sus reacciones a sus sentimientos… sería más fácil. Todas intentamos ser unas buenas madres, pero a veces es tan complicado…

    Un saludo

    • Respuesta
      ebym
      3 marzo, 2015 at 21:51

      Misscroquemadame,… es dificil pero no me digas que no merece la pena!! 😉 y lo hacemos lo mejor que podemos y sabemos, eso ya puntua!!!!!! no????? un beso!

  • Respuesta
    Mónica - MUYMIOS
    3 marzo, 2015 at 11:25

    Me encantan María estos temas. Cómo tú soy una buscadora de fórmulas y libros que me guíen y me enseñen como manejar determinados temas con los niños. Muy, muy fan de este tipo de lecturas!! Muchas gracias por tus recomendaciones!! Besos!!

    • Respuesta
      ebym
      3 marzo, 2015 at 21:50

      Hola Monica!! me alegra muchisisismo que te gusten!

  • Respuesta
    everyday un rato
    3 marzo, 2015 at 12:06

    Muy interesante este tema. Y tan díficil de gestionar a veces ¿Verdad?

    Para mi el punto más difícil es mantener unos limites claros sin caer en ser demasiado estrictos o ser flexible sin ser demasiado permisivo.

    • Respuesta
      ebym
      3 marzo, 2015 at 21:50

      Maite, ese punto es complicadisisisimo… en el libro dice la importancia de ser realistas al marcarlos y de no moverlos porque eso despista al niño y te hace a ti perder esa parcela… complicada labor!!! pero quien dijo que esto era facil? jajaajja

  • Respuesta
    Noemí Zomeño
    3 marzo, 2015 at 12:31

    Me parece super bien que hables de estos temas… Los encuentro súper interesantes y yo la verdad es que no tengo tiempo de coger un libro así que todas las que lo hacéis y lo compartís merecéis un hurra!
    Las mías aún son pequeñas, pero B, que ya tiene 3 años empieza a plantear situaciones complicadas y ufff…
    Espero hacerlo genial!
    Un beso María, y gracias de nuevo por compartir.

    • Respuesta
      ebym
      3 marzo, 2015 at 21:49

      Noemi, pues genial! ya los leo y hago resumen, yo encantada sabiendo que os gustan!!!! un besazo!

  • Respuesta
    Sandra (So Sunny)
    3 marzo, 2015 at 13:02

    Un tema que da para muchos posts, pero estoy muy de acuerdo en enfocar las cosas de manera positiva. Yo no tengo tampoco ideas geniales, pero sí que creo que lo fundamental es centrarse en ellos, me explico, que el tiempo que les dediques sea 100%, si te preguntan, contestar como si fuese un adulto, pensando la respuesta y tomándote un tiempo para reflexionar (cuántas veces les contestamos mirando el móvil, o un “pues es así porque sí”, yo la primera y es horrible..). Si juegas con ellos, implícate en el juego, si tienes que reñirles, hazlo sin gritos (contar hasta 10 ayuda) y con una explicación, y sobre todo dejar las normas muy claras (incluso por escrito) lo mismo que las castigos (esto no se puede hacer, y si lo haces conlleva este castigo) y ser firme con las consecuencias. Hay padres que se enfadan, gritan, castigan y la rato se arrepienten y quitan el castigo, me parece un error enorme.

    Y por supuesto enseñarles a disfrutar de lo positivo, a centrarse en lo bueno es otra de las cosas que me parecen fundamental, hablaba sobre eso en mi último post, con un pequeño “juego/ejercicio” de refuerzo positivo, si quieres, te lo envío…

    • Respuesta
      ebym
      3 marzo, 2015 at 21:48

      Sandra!! eso de contestar mirando al movil… muy tipico verdad? gracias por el juego, mandamelo please!!! a maria.ebym@gmail.com. mil gracias por estar ahi Sandra!

  • Respuesta
    Victoria
    3 marzo, 2015 at 13:14

    Me encanta esta entrada María. Desde que nació la peque, que pronto cumplirá cinco años, me he interesado por todo aquello que caía en mis manos para intentar educar en positivo. La teoría fenomenal pero luego viene la práctica y eso ya es otra historia. Intento con todas mis fuerzas aplicar los principios que se desarrollan en este tipo de libros y artículos pero cuando con todo mi amor y paciencia llevo repitiendole a la niña lo mismo diez veces (por decir un número…) acabo dándole un bufonazo como hoy por la mañana cuando el tiempo nos apremiaba para llegar al autobús del cole. Y ese grito hace que después me sienta fatal…. pero nosotras también somos humanas y en ocasiones nos metemos demasiada presión. No sé si nuestras madres se planteaban todas estas cuestiones… yo recuerdo mi infancia muy feliz y sin embargo también a mi hermana y a mi corriendo alrededor de la mesa de la cocina porque mi madre sacaba la zapatilla cuando nos estabamos peleando y curiosamente la risa que nos daba hacía que nos unieramos y dejaramos de hacerlo. Creo que en mi generación (soy del 73) casi todas hemos vivido situaciones parecidas y con todo ello no cambiaríamos a nuestras madres por nada del mundo. Todas intentamos ser las mejores madres para nuestro hijos pero pienso que a veces tanta abnegación nos hace sentir culpables cuando sentimos que no llegamos a todo lo que nos hemos marcado y eso al final acaba mermándonos y si nosotras estamos mal, ellos lo estarán también. Agradezco que compartas estos temas tan interesantes porque siempre vienen bien y nos dan pautas para gestionar determinadas situaciones pero en ocasiones me pregunto si quien lo escrbe ha sido realmente capaz de llevarlo a la práctica en su totalidad.

    • Respuesta
      ebym
      3 marzo, 2015 at 21:46

      Hola Victoria! pues supongo que alguno si lo conseguirá, seguro que si… En mi opinión personal lo importante es intentarlo, saber que existe, darse cuenta cuando no has estado bien, pero también aplicar eso del juicio positivo, lo he hecho mal, la próxima vez como lo puedo hacer mejor? a mi me pasa como a ti, pero reconozco que cada vez menos, y sobre todo cada vez soy más consciente de lo que quiero! Asi que animo, claro que no somos perfectas, y nuestros hijos nos adoran! yupiii!

  • Respuesta
    Eva
    3 marzo, 2015 at 15:34

    No se por qué a veces parece que cuando tienes una inquietud todo a tu alrededor gira en torno a ese tema. Hace unos días me acosté con la sensación de que mi ritmo diario (en el cual están incluidos mis peques de 5 y 9 años) era una espiral de estres tanto para mi como para ellos y me paré a analizar qué directrices les estoy inculcando: prisas, prisas y prisas. No tengo un stop y todo es un “venga”, “vamos”, “no te entretengas”,, “no llegamos”, bla, bla, bla todo en la misma línea. Ellos se paran, cogen una cosa del suelo, quieren enseñártela, o contarte lo que han hecho en el cole, a su ritmo, o andar por el bordillo de la acera o que se yo (se me ocurren cientos de cosas), pero siempre están las prisas.
    Yo, aquel día, cambié el chip, porque lo necesitan ellos y lo necesito yo.
    Estos post a veces sirven de señal de stop, nos hacen parar y hacer autoanálisis de qué estamos haciendo.
    Gracias!!

    Bss

    • Respuesta
      ebym
      3 marzo, 2015 at 21:44

      Ay Eva! ay cuanto me siento identificada! la frase, venga que no llegamos… no te entretengas… tantas veces utilizada en este ritmo frenetico en el que nos hemos metido… pero imagino qeu darnos cuenta podrá hacer que lo vayamos mejorando! venga! que lo conseguiremos! un beso

  • Respuesta
    Nuria (Ayudarte Estudio de Psicología)
    3 marzo, 2015 at 19:56

    No podría estar más de acuerdo: el juego, las risas, conectar… Todo es educar, algunas veces eso se olvida porque hay cosas “más importantes”: estudios o estar tan ocupado con extraescolares como si fuera un adulto . Quizás ni siquiera son esas las cosas que queremos, al final una madre/padre sólo quiere que su hijo sea feliz pero… con unos límites. Ese tema resulta especialmente complicado, ninguna técnica es mala si sabe usar… Por eso, os recomiendo este artículo que quizás os interese sobre normas y castigos http://www.ayudartepsicologia.com/blog/4-pasos-para-poner-normas-en-casa/
    En lo que respecta al tema de las prisas…es el más recurrente… Pero aunque suene a tópico, las cosas importantes requieren tiempo y si una/o se organiza bien, da tiempo a todo. 100%comprobado! 😉

    • Respuesta
      ebym
      3 marzo, 2015 at 21:42

      Nuria! eres una voz cualificada en esto, asi que gracias por compartir el articulo! es cierto qeu hay tiempo a todo… o a casi todo! jajaj! un beso

  • Respuesta
    Monica (Bonitísimo)
    3 marzo, 2015 at 21:17

    Hola Maria, totalmente de acuerdo en todo. Desde que tengo a mi hija (4 años) he cambiado totalmente mi forma de ver la vida. Supongo que porque intento empalizar mucho con ella y realmente el mundo visto por los ojos de un niño es muy diferente a las necesidades de un adulto.
    Ahora gracias a ella, veo mucho mas relativo la mayoría de cosas que antes consideraba muy importantes, y al contrario, cosas que antes ni hubiera percibido, ahora me gusta disfrutarlas muy muy despacito.
    Me ha gustado mucho el artículo, sigue compartiendo esos libros tan interesantes que cada día nos ayudarán a ser un poquito mejor padres
    Besitos

    • Respuesta
      ebym
      3 marzo, 2015 at 21:41

      Querida Monica, es cierto que los niños nos enseñan tanto … me alegro que tu niña te haga ver la vida desde sus ojos, porque merece la pena! gracias por los animos seguiré entonces compartiendo.

  • Respuesta
    Cosasquesemerecenun10
    3 marzo, 2015 at 22:12

    Cómo me gusta eso del “playful parenting”… !!!!!ULtimamente yo andaba pensando en esos temas pero no sabía que se llamaba así. Yo hoy he vuelto a casa después de una jornada en la oficina infernal y tuve que ponerle mucha moral para ser a ” playful parent”….Qué difícilísimo es encontrar ese punto medio para no ser demasiado estricto ni demasiado permisivo…..Es un arte eso… La risa y el saber conectar es fundamental. Estoy de acuerdo. Pero a veces estamos inmersos en las prisas diarias y no nos paramos a pensarlo… Gracias por este post. Me dispongo a convertirme en una mejor (playful) mother…. Abrazo!

  • Respuesta
    eSteR
    3 marzo, 2015 at 22:45

    Me encantan este tipo de posts. Además, te salen perfectos: podrías publicarlos mucho más a menudo. Como te decía, el post me ha encantado: siempre me ha interesado (y me sigue interesando) el tema de la educación y el crecimiento personal de nuestros hijos y, como tú, leo y releo y busco y rebusco, pero te diría que lo que más me ha impactado de este post es esta frase:
    “Soy una madre a la que le gustaría ser mejor, y poder ayudar a Nico a formarse como persona…”
    Me parece tan honesta, tan sincera y tan llena de amor, María!
    De hecho creo que sólo desde la honestidad, el amor y la sinceridad es posible educar y ayudar a crecer a un hijo, así que fíjate la de camino que lleváis andado, “par de dos”!!!
    Me ha gustado muchisimo esta entrada. Te animo a que “te sigas animando”. Yo te seguiré siguiendo.
    Mil gracias por dedicarnos este tiempo.
    Un abrazo!

  • Respuesta
    vera
    4 marzo, 2015 at 00:17

    ME ha interesado tanto este post que me he puesto a buscar el libro, pero me han salido 1000 opciones. ¿Podrías, por favor, indicarme el autor para poder pedírmelo?
    Mil gracias!
    Ah! También leo de vez en cuando “Como Hablar Para Que los Ninos Escuchen y Como Escuchar Para Que los Niños Hablen”. Está muy bien y da consejos e ideas para poder en practica, os lo recomiendo!

  • Respuesta
    Laura
    4 marzo, 2015 at 10:15

    María, muy interesante. me gusta mucho leer sobre estos temas. Tengo dos niños de 8 y 10 años y sigo investigando como educar con amor y límites a esas dos personitas que son lo que más quiero en el mundo, para que sean felices y con valores! Muchas gracias por el post. Me ha encantado!

  • Respuesta
    Econicebaby
    4 marzo, 2015 at 19:00

    María, me ha encantado leer sobre este tema. Ni siquiera sabía que esta forma de educar tenía un nombre, así que me has abierto un horizonte de investigación. Creo que la mejor manera de tratar y educar a los hijos es con y para el amor. Todo lo demás, desde mi punto de vista, es perder el tiempo.
    Con tu permiso, lo comparto en Facebook.

  • Respuesta
    Aurora
    8 marzo, 2015 at 09:26

    Me ha gustado mucho tu post! Busco mucha información (sin llegar a la locura) porque educar a un niño es una responsabilidad tremenda, o al menos así lo vemos nosotros. Eso si quieres que llegue a ser una PERSONA. Si sólo los traes al mundo y les dejas hacer…
    Estaría bien que nos mostraras en algún post esos libros, porque cada vez q voy a una librería me pierdo… y sería bueno alguna recomendación.

  • Respuesta
    Rut
    10 marzo, 2015 at 13:04

    Muchas gracias por publicar este tipo de post. Hace poco publicaste uno sobre los deberes. Creo que los dos guardan relación con que nuestros hijos se van haciendo mayores. Ya no nos preocupa si comen poco o mucho, nos preocupa las personas que llegarán a ser… parece que no soy la única madre que se ha encontrado con que educar a los hijos es una tarea bastante más difícil de lo que parecía. En mi caso tengo dos chicos de 6 y 5 años. 1ª de primaria y tercero de infantil… y lo cierto es que se necesita de grandes dosis de paciencia para no estallar casi todos los días. Y me ha gustado que comentaras que tu experiencia en la aplicación de este tipo de “técnicas” es costosa y con resultados “on/off”, porque a mi me pasa igual.

  • Deja una Respuesta

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies